Consejos publicitarios
Consejos publicitarios

Los relojes de la colección Prospex de Seiko cuentan con una nueva correa de tela especialmente diseñada para los Prospex Diver. Se trata de dos re-interpretaciones de los icónicos relojes de buceo 1965 y 1970 con correas textiles pensadas y fabricadas para el mar, con el objetivo de ofrecer una resistencia cuatro veces mayor a la de las correas de tela de Seiko convencionales. Además, gracias a la tradicional técnica japonesa de trenzado llamada Seichu, el resultado es una correa flexible e impermeable que asegura, además de resistencia y fuerza, comodidad en la muñeca.

Los Diver de 1965 y 1970, ahora re-interpretados en un estilo contemporáneo
Los Diver de 1965 y 1970, ahora re-interpretados en un estilo contemporáneo

Seiko presenta dos piezas con una nueva correa de tela especialmente diseñada para los Prospex Diver

Características técnicas Seiko Prospex Diver

Calibre 6R35
Movimiento automático
Alternancias: 21.600 por hora (6 por segundo)
Reserva de batería: 70 horas
Número de rubíes: 24
Especificaciones
Caja de acero inoxidable con acabado súper-resistente
Cristal de zafiro curvado con acabado anti-reflectante
Corona roscada
Lumibrite en índices y manecillas
Resistencia al agua: 200m
Resistencia magnética: 4.800 A/m
Diámetro: 40,5mm, grosor: 13,2mm (SPB239)
Diámetro: 42,7mm, grosor: 13,2mm (SPB237)
Correas de poliéster
PVP: SPB237J1 1.400€ / SPB2391J1 1.300€

Los colores de las esferas y de las correas ofrecen un diseño más moderno a ambas re-interpretaciones.
Los colores de las esferas y de las correas ofrecen un diseño más moderno a ambas re-interpretaciones.

Desde que Seiko presentó el primer reloj de buceo en 1965, la firma ha continuado desafiando sus límites para explorar todo aquello que un reloj de buceo puede ofrecer. Hoy, Seiko presenta, dentro de su colección Prospex, dos nuevas re-interpretaciones de los icónicos relojes de buceo 1965 y 1970, ahora con correas elaboradas con una tela especialmente diseñada y fabricada para el buceo. Los dos relojes son el equilibrio perfecto entre diseño y funcionalidad y representan el innovador espíritu que caracteriza a los relojes de buceo de Seiko.

Seichu. Una tradicional técnica japonesa de trenzado
Seichu. Una tradicional técnica japonesa de trenzado

El trenzado Seichu ofrece tanto resistencia como comodidad.
La correa de tela incorpora una técnica japonesa tradicional de trenzado llamada Seichu. Su rica textura y sus colores son famosos en la cultura japonesa por su uso en varios diseños de tela, tal y como ocurre con el tradicional “obijime”, el cordón decorativo que se coloca encima de la faja del Kimono -llamada Obi- para mantenerla fija en su lugar.
Las correas, además de ser fieles a la estética japonesa, presentan una textura especialmente fabricada con el objetivo de ofrecer una resistencia cuatro veces mayor a la de las correas de tela de Seiko convencionales*. Su fuerza y resistencia a la degradación causada por la exposición a la luz solar casan con los exigentes estándares de los relojes de buceo de Seiko, obteniendo como resultado una combinación perfecta para su uso debajo del agua. Además, gracias a su singular patrón de trenzado, las correas son flexibles e impermeables y aseguran la máxima comodidad en la muñeca.
*Basado en un estudio elaborado por Seiko.

Seiko con la correa textil especialmente diseñada para el mar.
Seiko con la correa textil especialmente diseñada para el mar.

Ambas creaciones comparten el mismo diseño y especificaciones que las reinterpretaciones de los modelos 1965 y 1970, respectivamente -que fueron presentadas el año pasado con motivo del 55 aniversario del primer reloj de buceo de Seiko-. La esfera marrón y el bisel de la reinterpretación del 1965 marrón y la esfera con una textura grisácea de la reinterpretación del 1970 son perfectamente armónicos con los tonos tierra de las nuevas correas de tela. Además, los dos relojes se presentan con una correa de tela adicional en un color diferente para que puedan ser intercambiadas fácilmente sin necesidad de usar ninguna herramienta, gracias a la propia estructura de la correa.

La correa incorpora el mismo emblema que los relojes, como símbolo de su durabilidad.
La correa incorpora el mismo emblema que los relojes, como símbolo de su durabilidad.

El aspecto de ayer y las funcionalidades de hoy
Los relojes funcionan gracias al Calibre 6R35, un probado y fiable mecanismo que proporciona una reserva de marcha de 70 horas y una resistencia al agua de 200m. El cristal curvado de zafiro cuenta con un acabado anti-reflectante en la superficie interna, y los índices y las manecillas de las horas, minutos y segundos incorporan el acabado Lumibrite en un color vintage que combina a la perfección con los tonos terrosos de las esferas y las correas.
Ambos relojes formarán parte de la colección Prospex. Estas nuevas reinterpretaciones del 1965 y del 1970 estarán disponibles en las Seiko Boutiques y en tiendas distribuidoras seleccionadas de todo el mundo en Junio y Julio de 2021, respectivamente.


Acerca de los Divers 1965 y 1970 originales

Conocido entre sus fans como el 62MAS, el Diver 1965 incorporaba un calibre de movimiento mecánico y presentaba una resistencia al agua de 150m. El reloj fue diseñado para conseguir la máxima fiabilidad y legibilidad en las condiciones más duras, y así se demostró cuando fue testado en la Antártida en los años 60, marcando el camino a los futuros relojes de referencia.

Cinco años después del nacimiento del primer reloj de buceo de Seiko -y de Japón-, la firma presentó el Diver 1970, con un diseño asimétrico en el que la corona quedaba en la posición de las cuatro. Su estructura sólida y sus manecillas e índices luminosos, así como su resistencia al agua de 150m, hicieron que se convirtiera en una pieza perfecta para todos aquellos quienes necesitaban un reloj con una resistencia y visibilidad excepcionales. La fiabilidad de este modelo fue testada en condiciones extremas cuando fue llevado por el aventurero japonés Naomi Uemura, entre 1974 y 1976, al completar una carrera de trineos de perros en solitario de 12.500km desde Groenlandia hasta Alaska.

Nueva reinterpretación del Seiko Prospex Diver 1965: SPB239
Nueva reinterpretación del Seiko Prospex Diver 1970: SPB237

Consejos publicitarios