Consejos publicitarios
Consejos publicitarios

Acudimos a la llamada del chef Gustavo Sugay para presentarnos en Nikkei 103, el restaurante del Grupo Ceviche, una nueva carta donde destacan los platos elaborados en la barra con técnicas japonesas y sabores peruanos.

La nueva carta de Nikkei 103 refleja la pasión nikkei de Gustavo Sugay

“He querido recuperar sabores tradicionales, pero adaptados a los nuevos tiempos, y también a los paladares de aquí. No pretendemos escapar hacia la innovación, ni pretendemos despuntar en invenciones rocambolescas, solo hacer una cocina nikkei real y auténtica”, cuenta Sugay. El chef, formado a la sombra de su gran maestro Hiro, sushiman de la Asociación Peruano Japonesa de Lima, recuerda que los platos tienen que tener técnicas japonesas y sabores peruanos, “porque para mí, lo peruano ya significa fusión y riqueza”, añade.
En la nueva carta destacan los platos fríos, elaborados en barra. Exquisiteces como el Tataki Nikkei (de atún sellado con chalaquita de yuzu y togarashi de ají limo). Un gran homenaje a la fusión peruano-japonesa son también los uramakis, como el Anticuchero (de corvina con langostino panko, aguacate, salsa anticuchera y boniato crujiente); el Tokio Roll (de atún con aguacate, pepino, langostino panko, salsa oriental de ostión y aceite de sésamo; el Jalea Maki (de salmón ahumado con langostinos panko, aguacate, crema de queso y chicharrón de calamar); o el Geisha (de salmón con langostino panko, aguacate, queso en crema y chimichurri de rocoto). También los tiraditos, como el de Pulpo al Olivo (con aceituna kalamata y panceta crujiente); o los ceviches, como el Nikkei (con atún, leche de tigre, soja, jengibre y aguacate).
Otros platos de la carta que se resisten a abandonarla, dado su gran éxito en estos años, son el Yakimeshi de pato (arroz salteado al wok con pato, yema de huevo, pak choi, shoyu, edamame y cebolla japonesa), o las Gyozas de Lechón (crujientes y con emulsión de salsa anticuchera).

Origenes de la cocina fusión peruano-japonesa del restaurante Nikkei 103

En 1899, un barco con 790 trabajadores japoneses atracó en el puerto de Callao (Perú). Era el primero de muchos otros, que llevaron hasta Perú no solo mano de obra japonesa, sino también vestigios de la cultura y de la gastronomía nipona. Estos migrantes fueron echando raíces en su nuevo país, y en sus cocinas se inició lo que hoy conocemos como cocina nikkei, posiblemente la mejor fusión gastronómica del mundo, la que une la cocina del país del sol naciente con la riqueza del país andino.
El chef de Nikkei 103, Gustavo Sugay (Callao, 1985), desciende de uno de aquellos japoneses que llegaron a Perú (su abuelo paterno era japonés), por eso, desde su infancia ha visto y ha aprendido a elaborar, saborear y disfrutar de la cocina nikkei. Él mismo se define “100% nikkei”, por sus raíces japonesas y peruanas. Por ello, en esta nueva etapa del restaurante Nikkei 103, su chef no puede estar más orgulloso, al poder trasladar en sus elaboraciones, la esencia de la cocina que tanto ama.

La decoración Nikkei 103

Su decoración vira entre la sobriedad de Japón y el color de Perú. Aunque prima el minimalismo, la calidez de la madera y la luz tenue. Un espacio que quiere ofrecerse como el epicentro de la auténtica cocina nikkei en Barcelona, y en su tercer aniversario, Nikkei 103 quiere ensalzar más aún esos sabores mestizos que maridan lo mejor de la cocina japonesa con lo más auténtico de Perú.

La ubicación Nikkei 103

Fue uno de los primeros restaurantes de Barcelona en ofrecer una oferta 100% nikkei. Fundado en 2017 por el empresario peruano Gary Llempén, bajo el paraguas del Grupo Ceviche (Ceviche 103, La Turuleca y Riko’s) se ubica junto al Hotel Axel de Barcelona, en la céntrica calle Aribau, 33.

Nikkei 103
C/Aribau, 33. Barcelona. Tel. 931 536 121
Chef: Gustavo Sugay
Director: Alex Luna
Aforo: 80 personas
Precio Medio: 30 €. Precio menú mediodía: 15,90 €
IG @nikkei103

Consejos publicitarios