Consejos publicitarios
Consejos publicitarios

CakeTails son combinaciones de cócteles y pasteles inspirados en el single malt de Glenmorangie creados por el mixologo Jeremy Le Blanche y el pastelero Dominique Ansel para que los disfruten los amantes del whisky. En colaboración con Jeremy Le Blanche, Dominique Ansel ha ideado cuatro CakeTails, celebrando Glenmorangie A Tale of Cake y tres más de las excepcionales maltas de Glenmorangie: Glenmorangie Original, Glenmorangie Lasanta y Glenmorangie Quinta Ruban.

RECETA COCTEL INSPIRADA EN GLENMORANGIE A CAKE OF TAIL

Glenmorangie A Tale Of Cake
Glenmorangie A Tale Of Cake

Ingredientes:

– 50 ml de Glenmorangie A Tale of Cake
– 7,5 ml de agua de coco
– 7,5 ml de sirope de piña
– 1 pizca de amargo de Peychaud
– 1 pizca de pimienta negra

Método: Mezclar todos los ingredientes con hielo y colar en un vaso bajo sobre cubitos de hielo. Adornar con un toque de ralladura de naranja y una nuez.

DOMINIQUE ANSEL
Aclamado como el «Willy Wonka de Nueva York», Dominque Ansel es un pastelero innovador, que siempre deleita a los fanáticos de los pasteles con sus innovaciones. Como chef y propietario de pastelerías con su mismo nombre en Nueva York, Los Ángeles y Hong Kong, Dominique ha sido responsable de crear algunos de los pasteles más festejados del mundo, incluido el híbrido croissant-donut conocido como Cronut® (nombrado uno de TIME Revista «25 mejores inventos de 2013») y muchos más. Ganador de un premio James Beard (la Fundación James Beard honra la cultura gastronómica de Estados Unidos), fue nombrado Mejor pastelero del mundo en 2017 por los premios World’s 50 Best Restaurants. La revista Food & Wine lo ha llamado un «Van Gogh culinario», mientras que el New York Post lo apodó «Willy Wonka». También fue nombrado entre las personas menores de 40 años más innovadoras de Business Insider, uno de los 40 menores de 40 de la revista Crain’s New York Business, y recibió el prestigioso l’Ordre du Mérite Agricole, el segundo honor más alto de Francia.

JEREMY LE BLANCHE
Con una ingeniosa carrera en mixología a sus espaldas, Jeremy Le Blanche proviene de uno de los mejores bares del mundo en el Reino Unido, el German Gymnasium, y ahora lleva sus bebidas de clase mundial al Thyme Bar de Nueva York. A Jeremy le apasiona crear cócteles que atraigan todos los sentidos y hacer de cada bebida una obra maestra.

Consejos publicitarios